miércoles, 12 de marzo de 2008

Lecturas veraniegas

Este verano estuvo lleno de libros que pude disfrutar. Entre aquellos que más me llamaron la atención, aquellos que más me cautivaron, podría nombrar al menos 8. Para empezar, la novela de Ian McEwan, "Chesil Beach", que realmente "dibuja" a la perfección otra época - los años 60, y los problemas de una pareja. Luego, de Coeetze, el "Diario de un mal año". Este libro, mediante 3 narradores o voces distintas, logra recrear muy bien las relaciones humanas. De John Banville, novelista irlandés, leí "El Mar" , que me encantó por la manera de hacer revivir la infancia y las vacaciones de esa etapa de la vida. De Muriel Barbery, leí una novela que también hace excelente uso de la mezcla de distintas voces narrativas (una niña y una mujer mayor), en "La elegancia del erizo". Laura Esquivel, con su novela "Malinche", me mostró la vida de la amante de Hernán Cortés. Y no podía faltar la ganadora del Nobel, Doris Lessing, de quien leí dos libros este verano: "El quinto hijo" y "La buena terrorista". Ambas novelas de Lessing son excelentes para "salir adelante", muestran personajes muy fuertes y luchadores. Por último, otra excelente novela que aborda el tema de la infancia que leí este verano fue "M/T y la historia de las maravillas" del japonés Kenzaburo Oé.

1 comentario:

Gabriel dijo...

Envidio todo lo que lees y sospecho que debe ser un estado muy especial el de estar sumergido en esos libros.
También pienso que son pocas las personas que yo conozco que leen tanto; felicitaciones.
Debe ser un disfrute.
Saludos